20 años de añejamiento en roble americano.

Un pisco con edad suficiente para mostrar en cada una de sus gotas un sabor único y bondadoso, que inunda a los aventureros con cálidos amarillos e intensas pero dulces notas a manzanilla y manzana roja. Perfecto para acompañar delicados agridulces.

Conoce más:

EL PISCO LEGENDARIO DE SAN FÉLIX,
ATACAMA.