15 años de añejamiento en roble americano.

Sus pálidos tonos amarillos se entremezclan con brillos inolvidables que cautivan y muestran los sutiles detalles que tiene este pisco elegante, de intensidad media y agradables notas a vainilla. Combina a la perfección con preparaciones cítricas.

Conoce más:

EL PISCO LEGENDARIO DE SAN FÉLIX,
ATACAMA.